Misioneras Teatinas de ayer y hoy...

TESTIMONIO DE UNA MISIONERA TEATINA

¿POR QUE SOY MISIONERA?

Desde Pequeña siempre quise ser misionera.
Ir a un país lejano a enseñar a los “negritos” el catecismo y bautizarlos, curarlos, enseñarlos….
Y hoy, después de vivir 30 años en Benin
¿Por que soy aún misionera?
Soy misionera porque siento la necesidad de dar,
de compartir, de comunicar lo que yo he recibido.
Y os aseguro que he recibido mucho.
Creemos que somos civilizados y vivimos en un país desarrollado,
que sabemos todo y que somos “más que nadie”.
Estamos equivocados.
En el fondo no sabemos casi nada
porque todo lo que aprendemos en los libros no lo vivimos,
no lo interiorizamos, no lo hacemos nuestro.
Aquí, entre gente de otra cultura, otra raza, otra religión
he aprendido el valor de lo cotidiano,
de lo que aparentemente no merece la pena.
He aprendido el valor de un saludo, de una visita, de una sonrisa.
He aprendido el valor de perder el tiempo con una persona,
he aprendido a “no tener prisa” yo que voy siempre corriendo.
He aprendido, cuando enseño algo o cuando doy catequesis,
a mirar a los ojos y ver en los niños y en los adultos el deseo de formarse, de conocer cosas nuevas, de superarse, de querer salir de la ignorancia….
He aprendido a vivir en la verdad,
a tener actitudes de verdad,
porque no es honesto engañar a nadie.
Soy misionera porque he intentado
(aunque no siempre lo he conseguido)
no imponer mis costumbres, mi cultura, mi formación.
He intentado comprender el por qué de las cosas y de las personas
y aceptarlas, aunque no las entienda.
En todos estos años he vivido el día a día,
sin preocuparme del mañana,
sin agobiarme por lo que aún no ha ocurrido,
sin sufrir por lo que no puedo cambiar.
Soy misionera porque viniendo a dar,
he sabido (¡creo!), recibir de otras personas distintas que yo en todo
pero iguales en dignidad
porque todos somos hijos de Dios.
Soy misionera, porque el Señor ha querido llamarme
a testimoniar de su amor infinito
allí donde el ha querido enviarme.
Merece la pena intentarlo.
Y soy muy feliz….

Sor Encarnacion Hernández
Misionera Teatina en Benín
Read more

Telefonía móvil...

Nos han colocado a la entrada de Materi una enorme antena de la telefonía móvil.
Una antena en medio de las casas de barro y paja, una antena dominando el pueblo y todos tan felices porque “el progreso” llega a Materi.
Hace unos días, la compañía de teléfonos móviles vino a hacer la promoción. Por supuesto yo también fui a buscar una tarjeta SIM, que nos permitiera acceder a esta maravilla del móvil aquí en nuestro pueblo.
Llegaba yo, la primera, detrás del coche amarillo que anunciaba el evento… ¡eso creía! En cuanto el coche se paró en la gasolinera salió gente de debajo de las piedras. En 10 minutos había más de 300 personas que rápidamente se colocaron en fila para obtener su tarjeta y su teléfono a un módico precio.
La Compañía pensaba quedarse tres días, pues trajeron 1000 números para vender. ¿Os podéis creer que ese mismo día se marcharon con todo vendido?
¿Y ahora?
Todos los móviles que hay que recargar regularmente, ¿son de verdad un progreso para nuestro pueblo?
* Alumnos que no tienen para hacer unas fotocopias, ¡pero tienen móvil!
* Maestros que salen de clase porque tienen una llamada al móvil…
* Pequeños comerciantes que les viene justo comprar la mercancía para vender en el mercado, se pasean con su móvil.
* Agricultores que apenas saben leer y que se llevan su móvil, por si les ocurre algo en el campo…
* Y nosotras, que también tenemos móvil, pero que se nos olvida llevárnoslo cuando salimos de casa y apagarlo por la noche.

Seguramente que dentro de dos meses ya habrá la mitad de teléfonos funcionando porque no hay dinero para mantenerlos, aunque eso no sea problema para que todos sigan llevando el móvil colgado del cuello o en la muñeca como si fuera un reloj.
¿Es esto el progreso?
¿No sería mejor formar maestros, enfermeras, amas de casa con sentido de responsabilidad?
¿No sería mejor construir carreteras, pozos, escuela y, dispensarios?
¿No sería mejor enseñar a la gente a discernir lo que es bueno y necesario para vivir en paz consigo mismo y con nuestros hermanos sin hacer caso de las apariencias?
Creo, que aún tenemos mucho trabajo que hacer aquí pero…nos faltan manos, nos faltan obreros en la mies.
Un fuerte abrazo. (Si queréis puedo enviaros un SMS…)
Encarnación
Read more

Construcción de una Escuela en BURKINA FASO

Construcción de una Escuela en BURKINA FASO
Con tu ayuda, ¡ es posible !

¿Cómo puedo colaborar?

¿Cómo puedo colaborar?
¡Infórmate! ¡Apadrina!

Se conectan desde ...

Para saber más

Para saber más
visita nuestra web oficial

Amigos de las Misiones Teatinas en el mundo...


counter

Blogs Teatinos

  • CAPÍTULO GENERAL - La Congregación de Religiosas Teatinas de la Inmaculada Concepción, celebrará su XI Capítulo General, en la sede de la Casa General de Roma los d...
    Hace 2 años
  • Carrerismo y Titulitis.... - Queremos compartir con los lectores de este blog vocacional un artículo inquietante sobre el fenómeno que Su Santidad, Benedicto XVI ha analizado sabiame...
    Hace 6 años
  • JULIO 2010 - *Sueño con comunidades fieles a los Hechos de los Apóstoles. * *Son sueños de un pobre cura de pueblo, * *pero que me entusiasman. * *Sueño con comunidades...
    Hace 6 años