Misioneras Teatinas de ayer y hoy...

Transporte público

Tuve que venir ayer desde Natitingou en Taxi. ¡Todo una aventura de supervivencia!
Al salir del obispado paré a una moto que me llevo donde están los taxis que van a Tanguieta. Ya al montarme casi tiro al motorista de los bríos con que me agarré a él. Llegamos al coche de 9 plazas y que tiene por nombre “LA FOLIE” (La locura). Cuando llegue faltaba una señora que se había ido a comprar y estaban esperándola; también faltaba un señor que fue a llamar por teléfono y que había que esperar. A los 20 minutos estábamos todos: ¡12 en total!. Nos acoplamos. Intentamos buscar y “colocar” cada uno nuestros respectivos pies que no sabíamos muy bien en que fila estaban. El coche arranca con bastante fuerza. Yo hago la señal de la Cruz, por si acaso... Al poco de salir de Natitingou se para. Al borde de la carretera había una señora gorda, gordísima con un paquete tan enorme como ella. Hubo algunos cambios en el personal para poder encajar los 100 kilos. También subió otro pasajero con su bicicleta (en la baca). Íbamos bien prensados y yo iba riéndome de pensar que seguramente cabria otra persona si nos apretábamos un poco.


A los 25 Kms el coche vuelve a parar y coge tres sacos de mangos y la dueña con un precioso bebe se sube al coche. ¡Había sitio! Y así, entre las bromas de los pasajeros llegamos a Tanguieta donde yo tenia que coger otro coche. Me dijeron que ya no había ninguno para Materi, pero que quizá a la puerta del hospital había un camión. Pare una moto y a la carrera detrás del camión que acababa de arrancar. Otra moto mas rápida y solidaria se adelanto y consiguió alcanzar al camión. Yo, en la moto pensaba: “Si me ve mi madre...”Le dije al chofer que si me podía llevar a Materi. Tengo que deciros que a este camión aquí lo llaman “Africa Mouton” porque van juntos los pollos, cabras, corderos y personas. Claro que también vale mas barato que los otros y eso hay que mirarlo... Menos mal que me montaron en la cabina donde ya había 6 hombres. Era altísimo. Tuvieron que ayudarme a subir. Cuando encontré un sitito donde sentarme me sale una voz saludando de detrás de mi asiento. Había uno acostado porque ya no podía ir sentado y tan feliz que estaba el hombre.. Ahí si que saltamos, sobre todo cuando se acabo el asfalto. Durante esos últimos 18 Km. parecía que iba en una montaña rusa pero a lo bruto. A cada salto los del camión me decían “doucement ma soeur” (Cuidado hermana). Yo tenia que agarrarme para no salir volando por la ventanilla y dos horas mas tarde llegué a casa. Cuando me bajé las niñas que estaban a la puerta aplaudieron de verme allí.


¿Quién dice que hay problemas en la vida? Aquí...jamás. Todo tiene solución. Llegué a mi destino sana y salva. ¿Qué mas se puede pedir?


Como siempre recibid todos un fuerte abrazo.



Encarnación
Read more

Construcción de una Escuela en BURKINA FASO

Construcción de una Escuela en BURKINA FASO
Con tu ayuda, ¡ es posible !

¿Cómo puedo colaborar?

¿Cómo puedo colaborar?
¡Infórmate! ¡Apadrina!

Se conectan desde ...

Para saber más

Para saber más
visita nuestra web oficial

Amigos de las Misiones Teatinas en el mundo...


counter

Blogs Teatinos

  • CAPÍTULO GENERAL - La Congregación de Religiosas Teatinas de la Inmaculada Concepción, celebrará su XI Capítulo General, en la sede de la Casa General de Roma los d...
    Hace 2 años
  • Carrerismo y Titulitis.... - Queremos compartir con los lectores de este blog vocacional un artículo inquietante sobre el fenómeno que Su Santidad, Benedicto XVI ha analizado sabiame...
    Hace 6 años
  • JULIO 2010 - *Sueño con comunidades fieles a los Hechos de los Apóstoles. * *Son sueños de un pobre cura de pueblo, * *pero que me entusiasman. * *Sueño con comunidades...
    Hace 6 años